jueves, 2 de agosto de 2012

Historias Pablianas #6


#175

La presente obra del presente recital, se encuentra encomendada a nuestra señora de Francia, Valentina Canseco. Quien se ha ganado el dudoso honor de ser objeto de dedicatoria de la presente obra, todo esto gracias al sistemático trabajo que ha realizado en busca de mellar la estima del autor. Trabajo sistemático, pero sin éxito, que redundó en una incipiente amistad que va en detrimento de la variopinta, victima y villana, Valentina.

Nuestra señora de Francia, veterana del vaudeville, es artista plástica y ha encontrado en las sinuosas fachadas de la tortuosa arquitectura medellinense, plectro para insuflar vida en una serie de grabados que han dado de que hablar en la ciudad de la dudosa primavera. De su obra y vida pueden indagar aquí: Medellín al sol y al agua.

Sea pues a ella esta narración visual, esperando que los hados me recompensen con un ósculo. 


-Altais-

3 comentarios:

  1. El retorno de los chivi Pablos siempre es aplaudido. Me alegra que estés usando el sello!

    ResponderEliminar
  2. La canseco recorre a burro de beca lo que muchos hacemos a lomo de incognito. Bendito dios y el culto a las personalidades. La mancha esta hecha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja Edwin, tu comentario me sacado una carcajada.

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails