lunes, 7 de noviembre de 2011

Un Moleskine se cierra y otro se abre…


#129

Es tarde, debería  estar durmiendo. Mañana debo trabajar y es mucho lo que debo hacer… Como me hartan mis responsabilidades laborales por estos días; debería  estar durmiendo pero lo único que hago es repasar las páginas del Moleskine Cuya última página acabo de llenar.

Es curioso que al contemplarlo no me traiga recuerdos aunque esté lleno de ellos, me entusiasma ver las imágenes que tracé en él, medito sobre la calidad con la que cuentan o no, me deleito con las pinceladas de acuarela que di; verlas me hace sentir de que estoy aquí, en el ahora, lo que no logra la meditación que practico… Quizá sea eso lo que no me deja dormir ahora.

O quizá sea el hecho de que en mi otra mano tengo un nuevo Moleskine, uno que apenas comencé y que ya cuenta con cinco nuevas imágenes… a éste también lo contemplo, paso una tras otra las cerca de 80 páginas en blanco que lo forman, quizá no me crean, pero las estudio una por una, las acarició, recorro  sus límites y sondeo su blancura preguntándome con sincera curiosidad ¿Qué haré en cada hoja? ¿Qué trazos se manifestaran? ¿Habrá color o no en esta hoja? Y así… Pero no me extenderé.

Un Moleskine se cierra y otro se abre, del que se cierra mantendré en secreto los últimos dibujos, ustedes no los conocerán, es mi forma de dar un respetuoso adiós a un amigo que parte. Del que se abre muestro abiertamente su nacimiento, una corta anécdota acompañará cada una de las imágenes venideras:  



En esta primera imagen pueden ver a su izquierda y sobre la contraportada una masa amorfa, orgánica, flotando sobre el suelo, roja; es mi visión de la creatividad, una energía siempre en movimiento, potencial puro, siempre buscando forma pero nunca atándose a ella. En ese momento me pareció la mejor forma de empezar el nuevo Moleskine. Al lado, marqué debidamente mi sketchbook  y surgió una elegante pluma vestida de traje, muy apropiado para el objeto más poderoso creado por la humanidad.



Dos eventos e recogen y resumen aquí: Un encuentro con mi viejo maestro de Periodismo, donde se charló de libros, literatura, ilustraciones y posibilidades, se resume en una taza de aromática… Al lado una Maid francesa, lo que lleva en la bandeja son copas con Sake, aunque usted no lo crea, un retrato libre de laura, una amiga que sirvió bebidas en la inauguración del Nippon Fest II.



Por último el retrato de un zapato izquierdo, un Adidas Country rojo, no hay mucho que decir, son mis favoritos me parecen jodidamente bonitos y lo dibujé… Y esto es todo por ahora.
-Altais-

6 comentarios:

  1. Muy buen comienzo, siempre sorprendido del talento con la pluma.

    ResponderEliminar
  2. Buen comienzo, siempre soprendido del talento que tenés con la pluma.

    ResponderEliminar
  3. Eres jodidamente bueno dibujando.

    ResponderEliminar
  4. Tienes que regalarme ese dibujito de la maid, aunque sea que lo escanees.
    Quedó hermoso!!!!
    Lala

    ResponderEliminar
  5. Desde ya se nota todo lo que vas a hacer en esa nueva libreta. Me encanta lo que haces, nos sabes como te admiro

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails