miércoles, 23 de abril de 2008

Peones

#27


En medio del caos de la batalla se miraron el uno al otro. De majestuoso blanco se elevó el rey de las huestes de la luz, de inexpugnable negro el rey de las sombras se izó frente a su igual. Eran iguales, tan iguales como lo pueden ser dos enemigos que desde siempre han luchado incontables batallas. El bien y el mal, sin importar a cual bando pertenecieran, se encontraron observando por vez primera las similitudes que compartían con el ejercito contrario.


Se miraron más allá de los viejos odios y reconocieron en el otro parte de su propia naturaleza. Se dieron cuenta después de muchas batallas, después de tantas estrategias, después de infinitas bajas, que ambos eran la otra cara. La imagen en el espejo que cada uno veía en las noches de miedo que siempre antecedían a la batalla de la mañana siguiente. Se miraron una vez más, del blanco al negro y del negro al blanco, y allí, algo que había permanecido inamovible durante eones se derrumbó. Entonces, sólo entonces, entre reyes y ejércitos siempre dispares, hubo respeto.


De repente, sobre el cuadriculado campo de batalla, los cielos se abrieron en salvajes espirales de viento y una sombra los cubrió. En cada recuadro sintieron miedo al ver la mano de un gigante, quizá la mano de un dios, salir de entre jirones de nubes para bajar hacia las huestes. Una poderosa voz que vino de los cielos infundió terror en los corazones de todos los allí presentes al promulgar, mientras un hombre, un obispo, era alzado por sobre el campo, -Alfil a Reina cuatro-.


En ese instante ambos bandos comprendieron que nunca fueron reyes, nunca fueron guerreros, mucho menos dioses, ni siquiera hombres. Antes de continuar la guerra entendieron, que sólo fueron peones.

-Altais-

2 comentarios:

  1. Interesante. Saludos, Pablo. Lo invitamos a visitar nuestro blog: www.revistalarva.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Hombre que fragmento tan interesante. La forma como se puede elevar la partida de ajedrez a otras instancias más reales.
    Asimismo la ilustración.
    Me gustó bastante.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails